Cómo apegarte a tu plan de acondicionamiento físico

  1. Introducción: Empezar un plan de acondicionamiento físico es mucho más fácil que apegarte a él, pero la constancia es la clave
    1. Aquí te daremos algunos consejos para que puedas apegarte mejor a tu plan de acondicionamiento físico
  2. Empieza en pequeño.
    1. Empieza lentamente, y aumenta la dificultad, no trates de hacerlo todo el primer día o semana o mes
    2. Tu cuerpo necesita tiempo para ajustarse
  3. Establece objetivos realistas.
    1. Entrenar para el maratón puede sonar grandioso, pero no es un objetivo realista ni sano cuando eres nuevo en el ejercicio
    2. En vez de ello, trata de entrenar para un 5K o establecer otro objetivo relacionado con el ejercicio (hacer ejercicio en la elíptica 45 minutos, tres días a la semana, por ejemplo) que sea alcanzable
  4. Crea hábitos sanos
    1. Haz ejercicio a la misma hora cada día (o lo más cerca posible)
    2. Siempre lleva contigo una bolsa de gimnasio para no tener excusas
    3. Crea un ambiente en donde el ejercicio se vuelva tu segunda naturaleza
  5. Invita a un amigo.
    1. Tener un compañero a quien rendir cuentas asegurará que vayas al gimnasio esos días que no tienes ganas de ir
    2. ¡También es más divertido tener a alguien con quién hablar mientras trabajas en tu acondicionamiento físico!
  6. Celebra las pequeñas victorias
    1. Bajar tu tiempo por milla, o poder levantar cinco libras más de lo que podías el mes pasado debe celebrarse
  7. Conclusión: Usar estos consejos ayudará a asegurar que te apegues a tu rutina de ejercicio y a crear hábitos sólidos y positivos para el éxito de la condición física a largo plazo