Los 9 principales ejercicios de entrenamiento funcional

Conjunción, unión, ¿cuál es tu función? Si tienes menos de 30 años, probablemente no estarás familiarizado con la rima que se cantaba en la escuela primaria. (Es de School House Rock). En lo que se refiere a ejercicios funcionales, tu cuerpo debe familiarizarse con ellos. Los ejercicios funcionales entrenan a los músculos a trabajar juntos y los preparan para las tareas diarias simulando movimientos comunes que puedes hacer en casa, en el trabajo o en los deportes. En general, el entrenamiento funcional asegura que puedas trabajar cada movimiento muscular que usas en la vida diaria. Hay varios ejercicios que se consideran funcionales. Estos son 9 de ellos.

Prensa de hombros de pie

 En lo que respecta al entrenamiento funcional, el énfasis está en ejecutar los ejercicios que simulen acciones del mundo real. La prensa de hombros de pie es ideal. La prensa de hombros de pie trabaja con una gran cantidad de músculos. Además de los hombros, el ejercicio también actúa en los músculos abdominales, tríceps, espalda baja, el músculo trapecio, el serrato y la parte superior de los muslos. Este movimiento te prepara para levantar esas cajas pesadas que han estado en la repisa de tu ático desde 1972.

Impulsos con pesa rusa

¿Alguna vez has deseado lanzar a tu jefe de un edificio? Bien, este ejercicio te ayudará a hacerlo (Nota: Por favor no lo lances de un edificio). En el transcurso del día, probablemente estarás levantando o cargando un objeto. Hacer los impulsos con pesa rusa prepara a los músculos que jalan (por ejemplo, espalda baja, isquiotibiales, etc.) para realizar esas actividades.

Nota: La mayoría de los demás ejercicios que se realizan con pesa rusa mejorarán tu fuerza funcional

Peso muerto

Al igual que los impulsos con pesa rusa, el peso muerto fortalece los músculos que jalan. Desde levantar un sillón a tu hijo en crecimiento, hacer repeticiones con peso de este ejercicio asegura que hagas el trabajo.

Sentadillas

Si la única vez que te agachas es cuando usas el baño, te estás perdiendo de mucho. Las sentadillas son probablemente el mejor ejercicio de fuerza funcional. Esto ejercita toda la parte baja del cuerpo. Además, ¡las sentadillas son una garantía de que tendrás piernas bien definidas con unos glúteos que hagan juego con ellas!

Sentadillas con salto

¿Has tenido que saltar alguna vez un charco durante una tormenta? Las sentadillas con salto garantizan que realmente saltes el charco. Este ejercicio fortalece los músculos para saltar (por ejemplo, muslos, isquiotibiales, pantorrillas, cadera, rodillas y tobillos).

Flexiones

Además de ser el escultor supremo de la parte superior del cuerpo, las flexiones son un grandioso ejercicio funcional. Trabajan los músculos para empujar (por ejemplo, el pecho, hombros, tríceps).

Desplantes

¿Conoces la expresión, "Tómalo un día a la vez"? Bueno ahora es momento de tomarlo "una pierna a la vez". Los desplantes son un grandioso ejercicio para mejorar la fuerza funcional en ambas piernas, reduciendo la probabilidad de que te tropieces con tus propios pies.

Cargadas con barra de pesas

Los ejercicios funcionales y la potencia van de la mano. Las cargadas con barra de pesas son geniales para trabajar con varios grupos de músculos.

Correr por las escaleras

¿Pensaste que las escaleras eran útiles únicamente cuando el elevador se descomponía? Este es un ejercicio funcional obvio porque te ayuda a mejorar... correr por las escaleras. Además, este ejercicio usa las piernas, glúteos y otros músculos para correr. ¡Así que quizá sea mejor que ya no uses el elevador a partir de este día!