Consejos para hacer ejercicio en casa

Tener buena condición física es una aventura emocionante, pero contrario a las creencias populares, ¡no necesitas un lujoso gimnasio o clase grupal para hacerlo! A veces tener una membresía de lujo o hacer ejercicio con otras personas puede ser divertido, pero puedes hacer un buen y eficaz ejercicio en la comodidad de tu propio hogar. De hecho, hacer ejercicio en casa es a menudo una gran opción para las personas que están ocupadas y no pueden ir a un gimnasio o ¡hasta para quienes desean ahorrar el dinero de una membresía de un gimnasio! Aquí compartiremos algunos consejos para hacer ejercicio en casa para asegurar que hagas un buen ejercicio en casa, ¡y que te apegues a tu plan de acondicionamiento físico!

1. Ten un lugar dedicado para el ejercicio. No caigas en la trampa de creer que puedes hacer ejercicio "en cualquier parte" solo porque vas a hacer ejercicio en casa. ¡Esta es una de las formas más fáciles de asegurar que tu ejercicio se caiga por la borda! En lugar de ello, establece un lugar especial y úsalo cada día. Puede ser cualquier parte de tu casa, pero algunas buenas opciones incluyen una recámara donde se pueda cerrar la puerta o un patio o área de estudio para tener privacidad.

2. Reduce o elimina las distracciones. Hablando de privacidad, es importante eliminar (lo más posible) cualquier distracción que pudieras tener. Niños, cónyuge, mascotas; los amamos, pero, a veces, especialmente cuando tratamos de establecer una rutina de ejercicios, pueden ser agotadores. Antes de hacer ejercicio, asegúrate de decirles a tu cónyuge o hijos que necesitarás aproximadamente de 30 a 40 minutos de tiempo para ti. Hablar con ellos con anticipación puede ayudar, si saben lo que harás con un ejercicio y que estarás disponible poco después, ¡es más probable que te dejen solo el tiempo que dure tu ejercicio!

3. Haz ejercicio a, o aproximadamente la misma hora cada día para crear un hábito. Al igual que tener un lugar dedicado al ejercicio, ten una hora dedicada a él (o por lo menos, lo más cerca posible a una hora dedicada al ejercicio). ¡Decirte que puedes hacer ejercicio "a cualquier hora", es tan malo como decirte que puedes hacer ejercicio "en cualquier parte"! Es más probable que trates de "adaptar" una hora en tu día en lugar de asegurarte de que se vuelva parte de tu día, todos los días, sin una hora específica para hacer ejercicio. Así que elige una hora especial del día que funcione mejor para ti, las 6 am, la hora del almuerzo, después del trabajo; no importa, ¡solo elige una hora que funcione para ti y a la cual te apegarás!

4. Investiga el ejercicio que harás de antemano y elige ejercicios que no necesitan mucho equipo (o nada de equipo). Otra evasión de comportamiento "sobre la marcha". Asegúrate de investigar el ejercicio con anticipación y elige los mejores ejercicios para tu gimnasio en casa. Sin importar si es un DVD, un vídeo en línea, o hasta tu propio ejercicio personal que haz creado, asegurarte de saber lo que vas a hacer antes de llegar al "gimnasio" te ayudará a apegarte al ejercicio. Hay muchos ejercicios que puedes hacer fácilmente en casa con poco equipo o sin él, así que incorpóralos en tu rutina lo más posible.

5. Ten cosas que te gustan en tu "gimnasio en casa". ¡Haz de tu gimnasio en casa un lugar en el que desees estar! Sin importar si te gusta escuchar música, beber tu licuado favorito después del ejercicio, o ver la TV mientras te ejercitas, hazlo fácil para ti. Pon una estación de entretenimiento si te gusta la música o la TV, o un pequeño refrigerador para tu licuado. Tener cosas que te gustan alrededor asegurará que te apegues a tu rutina.

Hacer ejercicio en casa puede ser una gran manera de estar en forma en tanto te prepares para el éxito y te apegues a ello. ¡Sigue nuestros consejos para hacer que tu experiencia de ejercicio en casa sea eficaz, sencilla y, sobre todo, divertida!